¿Quiénes somos?: El origen

En 1998,  empezamos con el análisis de los datos de una investigación  de UNESCO. El propósito de la investigación era entender mejor cuáles eran los factores que incidían en el aprendizaje de los niños en las escuelas, nos llevamos una gran sorpresa. El estudio incluía 160 000 casos en 14 países  y estudiábamos el impacto individual y comparativo de 42 variables. Todas la variables tuvieron un efecto positivo. Pero, la gran sorpresa fue que el conjunto de 41 variables explicaba menos las variaciones de rendimiento, que lo que lo hacía una sola: el clima emocional del aula. Esto quería decir que si se desea que  los alumnos mejoren sus aprendizajes, debemos concentrarnos en comprender el mundo emocional de lo que ocurre en el aula. El mundo emocional de los profesores, el de los niños, y las relaciones que se derivan de ello. Debíamos concentrarnos en lo que pasamos a llamar  La Educación Emocional. Iniciamos un proceso de investigación y estudio para culminar en un programa educacional de nivel universitario que se inició en 2003. Muchos estudios en las ciencias sociales, y naturales ha validado esto desde entonces. Fue un gran hallazgo.